Envíanos un email a discernir@discernir.info Síguenos en Facebook Suscríbete a nuestro canal de YouTube Síguenos en Twitter Sé el primero en recibir actualizaciones suscribiéndote a nuestro RSS Arriba
"Y enseñarán a mi pueblo a hacer diferencia entre lo santo y lo profano, y les enseñarán a discernir entre lo limpio y lo no limpio. "(Ez. 44:23)
Artículos

Dios No Posee EsclavosLeer artículo en españolLer em Português

Dios No Posee Esclavos

Aunque este artículo está basado en versículos muy conocidos por los que leen la Biblia, os pido que prestéis mucha atención a todo el razonamiento, porque entender la profundidad de este tema puede cambiar tu vida. Fíjate en especial en la idea resaltada en negrita.

"He aquí que todas las almas son mías; como el alma del padre, así el alma del hijo es mía; el alma que pecare, esa morirá." (Ezequiel 18:4)

"Todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios." (Romanos 3:23)

"Jesús les respondió: De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado." (Juan 8:34)

"¿No sabéis que si os sometéis a alguien como esclavos para obedecerle, sois esclavos de aquel a quien obedecéis, sea del pecado para muerte, o sea de la obediencia para justicia?" (Romanos 6:16)

Tengamos en cuenta que ningún esclavo es capaz de comprar su libertad, porque todo su ser, y aun su descendencia, pertenecen a su amo. El esclavo no tiene NADA suyo que pueda dar en pago por su libertad.

Esta es la triste condición de todo ser humano, con una excepción:

"El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo." (1 Juan 3:8)

Ahora veamos qué nos dice este texto:

"Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.

"El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios." (Juan 3:16-18)

Es decir,

  • Todo ser humano peca y su destino eterno es la muerte (separación de la vida) eterna.
  • El que peca es esclavo del pecado.
  • Hay una excepción a ese destino y es CREER en Cristo.

¿Por qué enfatizo CREER? Porque muchos dicen creer, pero viven de acuerdo a su incredulidad.

Veamos ahora qué pasa cuando creemos en Cristo; cuando creemos que su sangre pagó por nuestra redención y borró nuestros pecados; que nos compró la libertad para siempre.

"Con gozo dando gracias al Padre que nos hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz; el cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo, en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados." (Colosenses 1:12-14)

Es decir, los que creemos en Cristo hemos sido librados de la potestad de las tinieblas y ahora somos parte de otro Reino: el Reino de Cristo.

Ya no estamos bajo la esclavitud del pecado.

Qué hace satanás, en cambio. Isaías, hablando del enemigo, dice que al final de todo, lo veremos y diremos "¿Es éste aquel varón que hacía temblar la tierra, que trastornaba los reinos; que puso el mundo como un desierto, que asoló sus ciudades, que a sus presos nunca abrió la cárcel?" (Isaías 14:16-17)

En resumen:

  • Si el pecado nos esclaviza
  • Si satanás NUNCA abre la cárcel a sus esclavos
  • Si Jesús, por medio de su sacrificio en la cruz, nos ha librado de esa esclavitud
  • ¿Por qué vivir como esclavo de satanás, si Dios nos ha dado libertad?
  • ¿Por qué someternos al pecado si Cristo pagó por nuestra libertad?
  • ¿Por qué vivir como esclavos, si podemos vivir como hijos del Reino de Cristo; coherederos de Cristo?

Las personas que no han creído a Cristo, son esclavas de satanás y no pueden elegir pecar o no pecar.

Pero, las personas que creemos en Cristo y hemos sido libertados del poder del pecado PODEMOS elegir entre pecar o no hacerlo.

Pecar es como abrir la puerta y dejar que un ladrón saquee nuestra casa. El enemigo no puede juzgar al ser humano, porque las almas pertenecen a Dios exclusivamente. Pero sí puede inducirnos a pecar y con ello luego robar, matar y destruir en nuestras vidas, puesto que el pecado le abre puertas para que lo haga.

Por lo tanto, elegir pecar es simplemente ABSURDO; SUICIDA.

Pecar, para un hijo de Dios, es como dice la Biblia, cuando un perro vuelve al vómito.

¿Para qué cambiar nuestra condición de hijos de Dios, reyes y sacerdotes, seres libres, por la de esclavos de satanás, quien tiene un futuro terrible?

Pero hay algo aun más serio a considerar:

"El que viola la ley de Moisés, por el testimonio de dos o de tres testigos muere irremisiblemente.

"¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisoteare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia?

"Pues conocemos al que dijo: Mía es la venganza, yo daré el pago, dice el Señor. Y otra vez: El Señor juzgará a su pueblo." (Hebreos 10:28-30)

Por lo tanto:

  • Pecar es pisotear la sangre de Cristo, que compró nuestra libertad con Su sacrificio en la cruz
  • Pecar es hacer afrenta al Espíritu Santo
  • Pecar traerá juicio sobre la persona que elija hacerlo

Dios no posee esclavos.

¿Vivirás como esclavo o como libre?

Recomienda esta página a un amigo


¿Quieres recibir una copia del Email? No

Ir a la Hemeroteca