Envíanos un email a discernir@discernir.info Síguenos en Facebook Suscríbete a nuestro canal de YouTube Síguenos en Twitter Arriba
"Y enseñarán a mi pueblo a hacer diferencia entre lo santo y lo profano, y les enseñarán a discernir entre lo limpio y lo no limpio. "(Ez. 44:23)
Artículos
Venciendo a la Locura y al MiedoLeer artículo en españolLer em Português
Venciendo a la Locura y al Miedo

Enfocados en la meta

No sé si alguna vez has leído un informe militar o un análisis económico/financiero dirigido a ejecutivos de alto rango. Si lo has hecho, probablemente te has dado cuenta que CADA palabra es de suma importancia en el contexto y no se desperdician palabras o frases.

Los emisores y receptores de esos informes suelen ser personas muy ocupadas y objetivas, que apuntan a una meta al emitir o leer el documento y se centran en esa meta.

Así pasa con la Biblia: ha sido inspirada por alguien sumamente importante, que no desperdicia nada y que habla con una meta bien definida. No habla por hablar. Los hijos de Dios deberíamos pues tener en cuenta CADA palabra y CADA mensaje que nos da la Biblia, porque NADA en ella es casual o superfluo.

Serias advertencias

Hoy, en “A un Paso de la Eternidad”, quiero hablarte de cómo vencer a la locura y al miedo. La Biblia dice que el mundo entero está bajo el maligno.

En mi libro, “La Clave: Maranata”, doy un cuadro sobre cómo actúa el maligno y por qué.

Al estudiar para escribir ese libro, me impresionó la poca conciencia que tenía yo de la maldad de aquel que constantemente intenta destruirnos. Cuando doy la conferencia sobre el libro, veo la misma falta de conciencia en otras personas.

Creo que eso ocurre, en especial, porque si no estamos imbuidos de esa maldad, nos resulta difícil imaginar que pueda existir. Pero, deberíamos ser más conscientes ya que la Biblia considera importante que lo hagamos y por eso nos advierte de ello.

Lo más importante para mí fue percibir mejor de qué nos libró Jesús al vencer a satanás en la cruz. También fue fortalecida mi fe, al entender mejor el inmenso poder del Señor Jesús, quitándole el poder sobre nuestras vidas a satanás.

¿Por qué, en cambio, tantos hijos de Dios siguen sufriendo devastaciones en sus vidas, si Jesús venció a satanás?

La devastación de la ignorancia

El profeta Oseas dice: “Mi pueblo fue destruido porque le faltó conocimiento”. (Oseas 4:6)

Dios nos avisa del mal, para que nos protejamos. Pero, según nos cuenta Oseas, el pueblo de Dios, que debería ser el mejor informado, justamente es el que carece de conocimiento.

Veamos la importancia de abrir los ojos y observar lo que pasa a nuestro alrededor.

Los tentáculos del mal

El mundo está estrangulado por una red de corporaciones transnacionales que, según el derecho romano imperante, tienen estatus legal de “persona” (1) , con sus derechos y deberes, aunque se comportan como psicópatas (2).

Son máquinas bien engrasadas que buscan dinero, dinero, dinero y más dinero y con ello el poder que el dinero confiere.

Acordémonos que la fórmula de la tiranía es poder + riquezas.

En esa carrera vertiginosa por prevalecer sobre todo, no dudan en pisar a su paso lo que se les pueda resistir o hacer perder el terreno ganado.

Cuando satanás se atrevió a intentar corromper a Dios, le ofreció dinero y poder, mediante el dominio del mundo.

Aquel que quiso ser “semejante al Altísimo”, satanás, sigue en sus contrataciones, que fueron uno de los motivos de su caída. El hombre que le cree y acepta contratar con él es aquel que persigue dinero y poder. Acordémonos que satanás le inculcó al ser humano la misma semilla de rebelión que había en su interior, cuando le dijo al hombre: “seréis como Dios”.

Muchos están dispuestos a hacer verdaderas barbaridades para alcanzar ese poder y dinero que ofrece satanás a tan alto precio.

Por eso, para ser un alto ejecutivo de una de esas inmensas transnacionales que ahogan a la humanidad, hay que carecer totalmente de empatía por el sufrimiento ajeno, y estar dispuesto a lo que sea para afianzar su posición. Hay que luchar sin piedad puesto que su amo es implacable con cualquiera que le haga perder posiciones en su afán por dominar todo y “ser semejante al Altísimo”.

Inseguridad, miedo y confusión

Veamos cómo de real es lo de que el mundo entero está bajo el maligno:

  1. El hombre, sometido al pecado y viviendo en un mundo cada vez más hundido en ese pecado, no experimenta la libertad, a no ser que conozca a Jesús y se rinda a Él.

    Jesús es la verdad y la verdad nos hace libres. Un mundo que da las espaldas a Jesús, está atrapado por la MENTIRA.

    La mentira produce INSEGURIDAD, máxime cuando sabes que te mienten, pero no sabes cuánto o qué parte de lo que te cuentan es mentira. Sólo sabes que estás inmerso en mentiras, como es el caso de la humanidad hoy día.

  2. La inseguridad produce MIEDO. A medida que la humanidad se aparta de Cristo, su inseguridad y miedo aumentan. La CONFUSIÓN se adueña de los corazones y las emociones se descontrolan, con consecuencias a veces terribles.

¿Qué tienen que ver las grandes corporaciones en ello?

¡Todo!

Medios de comunicación masivos

Los medios de comunicación poderosos imponen lo que debemos pensar y nos ocultan los hechos relevantes para impedirnos analizar las situaciones y sacar conclusiones que no sean las del régimen establecido por ellos.

No se permite que voces analíticas debatan de forma independiente los temas de real interés para el ser humano; temas que solucionen problemas. Lo único que hacen los medios de comunicación es generar mucha confusión, llamando a eso “información”. Generan mucho miedo a todo, mucha alienación con todo tipo de basura para la mente y las emociones, dirigiendo a las masas con una facilidad pasmosa.

Envenenamiento de masas

También están los que nos envenenan por medio de la contaminación del aire, el agua y los alimentos. Eso sin olvidarnos de las drogas legalizadas que destruyen nuestras vidas.

En este particular os invito a que investiguéis sobre la industria farmacéutica moderna, que se origina en el nazismo y cuyo cuartel general es la Food and Drug Administration (Administración de los Alimentos y Medicamentos [drogas]). El nombre de esta organización genocida es muy revelador: ellos administran las drogas y los alimentos.

Eso quiere decir que ellos determinan lo que comemos, O NO, y lo que la industria de las drogas nos mete en el cuerpo; o las curas naturales que nos impiden usar para curarnos de forma saludable y natural. Está también la OMS – Organización Mundial de la Salud - con su diabólico Códice Alimentario.

Las transnacionales farmacéuticas son la industria de la gestión de la enfermedad. Nos drogan para que estemos siempre enfermos, pero cuidando de que tardemos lo máximo posible para morir porque, un enfermo crónico genera pingües beneficios a esos psicópatas nazis.

En este apartado, merece especial atención la psiquiatría, una industria de medio siglo de existencia, pero que produce una cantidad de muertos y zombis incalculable, incluidos los niños pequeños, que cada vez son introducidos en su oscuro mundo a edades más tempranas.

Los padres que piensan llevar a sus hijos al psiquiatra, deberían investigar la historia y desarrollo de esa industria pseudocientífica de muerte y oscuridad. Internet está llena de información sobre ello.

(Para este tema, te recomiendo el excelente vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=mA9q8ZWZkQ0. Búscalo pronto porque lo están retirando de internet. Si no lo encuentras, busca por “Psiquiatría, la industria de la muerte”.)

Aunque no se dice en los medios de comunicación masivos, esas personas que vemos coger armas y salir matando a sus compañeros de trabajo o de escuela, invariablemente están drogadas por la industria de la psiquiatría. Muchas de las “medicinas” usadas por esos recetadores de muerte, avisan en sus prospectos que esa droga puede inducir al suicidio; ¡¡y LO HACE!!

Otra señal de la brutalidad con la que esos individuos actúan, se puede ver en el tema clima. Sí es verdad que el planeta está sufriendo un cambio climático. Pero lo que no explican es que ELLOS mismos lo están provocando.

A menudo en Europa se impide la lluvia para incrementar el turismo. ¿Qué más les da a los conglomerados del turismo transnacionales si la tierra no produce el alimento en cantidad y calidad? ¿Entiendes uno de los motivos por lo que cada vez nos cuesta más cara la comida y cada vez nos alimenta menos?

A la vez, se acidifica la tierra esparciendo rastros químicos en el cielo para que las plantas normales no sean capaces de producir. De esa forma justifican la sustitución de semillas sanas y naturales, por transgénicas, por las cuales Monsanto y sus congéneres ganan absurdas cantidades de dinero, imponiendo también sus pesticidas, que nos matan a pasos agigantados.

Con la manipulación del clima se puede devastar una nación, como Puerto Rico y otras islas, en un solo día, o provocar incendios e inundaciones o incluso tsunamis.

Pero, dirás... “¡¡¡muere mucha gente!!!”

Claro que sí. ¿Y cuándo fue eso un problema para el que vino a matar, robar y destruir?

Investiga sobre la despoblación mundial que se está llevando a cabo.

También nos están matando a trabajar, menguando cada día más los sueldos y con ello obligándonos a tener dos y hasta tres empleos para poder alimentar a los nuestros con su comida basura.

Cada vez destruyen más a las familias, separando a los niños de sus padres e idiotizándolos ante juegos electrónicos, tablets y smartphones, mientras que el matrimonio casi no se relaciona por los distintos horarios de trabajo que tienen que atender. Marido y mujer se van distanciando y, finalmente, acaban separándose, con toda la destrucción que conlleva un divorcio.

Están devastando los sistemas de pensiones, escolares, comunitarios, etc. y rompiendo toda la estructura social. Han estimulado la corrupción en todos los niveles de la sociedad y ninguna estructura de autoridad goza de confianza, porque todas están corrompidas. Eso ha llevado a la sociedad a una falta de estructura y desesperanza totales, ya que nada funciona como debiera.

El sistema judicial, con demasiada frecuencia, sirve para proteger a los delincuentes que están en control de los países. Las “fuerzas de seguridad” son especialistas en perseguir a trabajadores que se manifiestan contra la esclavitud que sufren o a las familias que son desahuciadas de sus casas por los bancos.

Los legisladores hacen leyes que permiten que una madre y un supuesto médico asesinen a un bebé indefenso, partiéndolo en pedazos o quemándolo vivo en el vientre de la mujer.

La maraña es tan terrible y tan compleja; el caos es tan grande, que resulta casi imposible entender qué pasa exactamente. Es casi imposible para una persona saber cómo salir de esta locura.

Locura es la palabra para este tiempo. El mundo está loco y los agentes de satanás aumentan cada día la presión para que enloquezcamos irremisiblemente.

La salvación de esta locura

Si lees la Biblia, sabes que esto solo irá a peor; mucho peor.

Pero, si somos hijos de Dios, sabemos que solamente nos estamos acercando a la hora más oscura, tras la cual, vendrá Cristo a buscar a Su Iglesia.

Aun dentro de esta locura, aquellos que conocemos a Jesús, sabemos que Él guarda en completa paz aquel cuyo pensamiento en Él permanece.

Sabemos que Jesús nos da una paz que transciende todo entendimiento y que esa paz nos permite ser inmunes a la locura y al miedo, sea cual fuere la circunstancia, ya que lo conocemos a Él.

Los que conocemos a Jesús, sabemos que Él no pierde a ninguno de los suyos y que el enemigo no nos toca, si estamos guardados en Cristo.

Volvemos a la pregunta: ¿por qué tantos cristianos sufren una devastación en sus vidas?

Porque muchas veces, tal como hizo Pedro al andar sobre las aguas, dejamos de mirar a Cristo, miramos a nuestro alrededor y nos empezamos a hundir. Muchas veces intentamos vencer al mundo con nuestras armas y acabamos devastados.

¿Qué te quiero transmitir con este artículo?

Que si estás siendo afectado por esta locura, pares y busques al Señor Jesús. Pídele a Su Espíritu Santo que te guíe a toda la verdad. La verdad es que las olas pueden rugir con toda su fuerza, pero el Señor de todas las cosas, manda callar las olas y éstas se someten a Él.

Acuérdate, que hay una nube de testigos a tu alrededor que, como dijo Pedro, te leen como cartas abiertas.

Al confiar en Cristo, no solo te salvas tú de la locura, sino que le enseñas a otros cómo hacerlo.

Es imposible vencer al Nuevo Orden Mundial con nuestras armas. La Biblia habla de ello. Pero sí está a nuestro alcance vencer al Nuevo Orden Mundial de forma fácil: invocando a Cristo.

Eso quiere decir que cualquiera que crea en Jesús, puede invocar Su nombre y será salvo de la locura, porque la paz de Cristo guardará sus pensamientos y sus emociones. Una persona que de verdad conoce a Cristo y de verdad cree en Él, no teme a los que matan el cuerpo, porque saben que Cristo es poderoso para guardar a los que en Él creen.

Fortalece tu fe

Abre los ojos y mira lo que pasa a tu alrededor. Pero no para asustarte, sino para percibir mejor de qué te rescató Cristo. Fíjate en la maldad y la locura y fortalece tu fe, entendiendo mejor el poder que tiene el Señor Jesús.

Medita también sobre lo que espera por la eternidad a aquellos que no conocen a Cristo.

Luego coge tu Biblia y enseña a los que están a tu alrededor a creer en Cristo, porque solo en Él hay salvación.

Acuérdate todos los días al levantarte que Jesús murió para que fuéramos reconciliados con Dios; para que fuéramos salvos. Por ello, no descuides tu privilegio de contarle las buenas noticias a toda criatura.

Jesús dijo: “Id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.” (Mateo 28:19-20)

Recomienda esta páginaLeer la Política de Cookies y Privacidad


¿Quieres recibir una copia del email? No

Ir a la Hemeroteca