Envíanos un email a discernir@discernir.info Síguenos en Facebook Suscríbete a nuestro canal de YouTube Síguenos en Twitter Sé el primero en recibir actualizaciones suscribiéndote a nuestro RSS Arriba
"Y enseñarán a mi pueblo a hacer diferencia entre lo santo y lo profano, y les enseñarán a discernir entre lo limpio y lo no limpio. "(Ez. 44:23)
Artículos

Terremotos en Muchos Lugares

Terremotos en Muchos Lugares

El 13 de noviembre pasado la revista Science (prestigiosa publicación científica) publicó un artículo acerca del juicio que se celebró a raíz de las previsiones de unos "expertos" que avisaron a la población sobre el terremoto que sacudió a la localidad de L'Aquila, Italia, el 6 de abril de 2009, donde murieron 309 personas, y ocasionó una gran cantidad de destrozos.

Seis días antes de que ocurriera el seísmo, esos "expertos" aconsejaron a la población que se quedase en sus casas, donde muchos perecieron. ¿Por qué no dijeron que la gente debería abandonar la ciudad, en vez de quedarse en casa, ya que conocían de antemano lo que pasaría?

De las siete personas imputadas por homicidio por causa de ese consejo, sólo una fue condenada a dos años de prisión, las demás siendo puestas en libertad sin cargos.

Ayuntamiento L'Aquila

El punto que queremos resaltar aquí es el hecho de que había una previsión de cuándo el terremoto iba a ocurrir. Si bien es cierto que en ocasiones esas previsiones parecen ser ciertas, y como tal son aceptadas en los círculos científicos, también existe la sospecha de que esos terremotos (o incluso algunos tsunamis) son provocados por la mano del hombre (más información en La Clave: Maranata).

Un buen ejemplo de ello es el método llamado "fracking" (fracturación hidráulica), que se utiliza en las explotaciones de hidrocarburos, no sólo en los océanos, sino también en tierra firme, y que son la causa de miles de movimientos de tierra y (pequeños y, talvez, grandes) tsunamis.

Hay actualmente una gran polémica sobre esas prácticas en España. En Canarias (frente a la isla de Hierro), por ejemplo, hubo una gran cantidad de pequeños temblores e incluso el surgimiento de un pequeño islote de origen volcánico, que hizo estremecer a los habitantes de las islas, y fueron causa de mucha polémica. Claro está, las autoridades políticas y científicas afirman que se trata de un fenómeno natural. ¿Será verdad?

En Montana, Estados Unidos, la explotación de gas natural, teniendo como método de extracción el fracking, ha dado lugar a un verdadero desastre ecológico, y es la causa de numerosas enfermedades y muerte entre la población.

Además, hay conflictos geopolíticos alrededor de ese tipo de prácticas, como el existente entre Rusia y Ucrania donde se pelea por el gas que se suministra al resto de Europa.

Evolución de los terremotos desde 1900"¿Qué tiene que ver esto con los temas en discusión en foros cristianos? Al fin y al cabo la ciencia lo explica todo", puede uno preguntarse y argumentar.

Un hecho conocido es que la tecnología desarrollada por el programa H.A.A.R.P. (High Frequency Active Auroral Research Program – Programa de Investigación de la Aurora Activa de Alta Frecuencia, por sus siglas en inglés – acerca del cual hay mucha información en Internet), provoca terremotos, en ocasiones con consecuencias desastrosas. Además, sirve también como arma (puedes buscar información acerca de los terremotos ocurridos en Irán, donde hay una central nuclear, en la que se supone que estaban desarrollando bombas con el fin de atacar al Occidente).

¿Qué tiene que ver esto con los temas en discusión en foros cristianos?
La Biblia nos advierte de las cosas que estarían ocurriendo cuando se acercara la venida del Señor Jesús a la Tierra:

"Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá terremotos en muchos lugares, y habrá hambres y alborotos; principios de dolores son estos." (Mateo 13:8) (énfasis nuestro)

Los desastres "naturales", como inundaciones, terremotos, huracanes, etc., son cada vez más frecuentes en nuestros días. Muchos de ellos, al parecer, son obra de la élite que gobierna al mundo. Si son o no provocados, a Dios no le ha pillado de sorpresa, y nosotros no podremos hacer nada al respecto, sino sólo orar y estar atentos. Lo que Dios ha determinado que pasaría, está pasando y va a pasar, y nosotros podemos comprobarlo en la Biblia.

Es hora de "ponernos las pilas" y estar alertas. Sin duda, Jesús viene pronto.

MARANATA. ¡VEN SEÑOR JESÚS!

Recomienda esta página a un amigo


¿Quieres recibir una copia del Email? No

Ir a la Hemeroteca